El angel de la ira de Dios

EL ANGEL DE LA IRA DE DIOS

 
Reynaldo Estrada - Instructor de escatología

http://escatologia70.es.tl/

http://vinculoperfecto.ning.com/

1. Leemos en Apocalipsis 14:9 “Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; 11y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre”.

2. Hemos estudiado que en Apocalipsis 14 Juan vio a tres ángeles: al ángel del evangelio eterno que fue un evangelio de juicio, al ángel de la caída de Babilonia que fue la caída de Jerusalén, y hoy vamos a estudiar al ángel del cáliz de la ira de Dios.

3. El mensaje del tercer ángel fue una solemne advertencia a los moradores del territorio de Palestina que adoraran a la bestia que subió del mar que históricamente fue Nerón, quién tuvo a Gessio Floro como su profeta para obligar a los hombres antes del año 70 d.C. a inclinarse ante su imagen (Apocalipsis 13:13-17) para rendirle culto divino.

4. A través del tercer ángel, Dios advirtió a los moradores del imperio romano que quién se sometiera a la voluntad de esa bestia sobre él sería vaciado puro el cáliz de su ira. La meta de la advertencia era infundir temor a los adoradores de la bestia y a su vez motivar a los creyentes del primer siglo a que permanecieran fieles a la adoración al Señor.

5. En el primer siglo antes del año 70 d.C. hubo dos proclamaciones que se estaban moviendo al mismo tiempo: Por un lado, el ángel del evangelio eterno estaba, diciendo: Temed a Dios, porque la ora de su juicio ha llegado, y por el otro lado, el falso profeta Gessio Floro estaba llamando a los habitantes de Judea donde era procurador romano para que adoraran al anticristo de Nerón.

6. Todos los de Judea estaban en medio de dos decisiones: Adorar a la bestia de Nerón a su imagen y a su marca, quién se negara les aplicaría tribulación e  imposibilidad de comprar y vender si no llevaban el tatuaje del 666 (Apocalipsis 13:17) o les quedaba la otra que era adorar al Cordero para salvación. Recuerda que el 666 no era una marca literal en la frente, sino una veneración que manifestaba inclinación a Cesar Nerón como Señor de sus vidas. Igual significado tenemos en Apocalipsis 14:1 donde el sello en la frente de los 144.000 seguidores del Cordero en el siglo primero no era algo físico sino una adoración de ellos que manifestaba tributo al Cordero de Dios.

7. Entonces, el objeto del juicio anunciando por el ángel del cáliz de la ira de Dios era para los adoradores de la bestia, dice Apocalipsis 14:10 que beberían del vino de la ira de Dios y serían atormentados con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero.

8. Hemos estudiado, que a la ciudad de Jerusalén se le dio en el libro de Apocalipsis el pseudónimo de la “gran Babilonia” por su paganismo, donde antes del año 70 d.C. ya no era la santa ciudad de Dios, pues, el atrio del templo sagrado ya estaba profanado por los gentiles que lo habían convertido en guarida de ladrones y nido de comerciantes patrocinados por los sumos sacerdotes del templo judío que sacaban jugosas ventajas económicas.  

9. Esta gran Babilonia o Jerusalén en Apocalipsis 16:19 también recibió delante de Dios, el cáliz del vino del ardor de su ira. ¿Qué fue la ira de Dios? Fue su eterno aborrecimiento a toda injusticia del hombre. Fue el desagrado activo de Dios contra la maldad. Fue la justa indignación que Dios tuvo en contra de la rectitud. La ira de Dios no fue una venganza maligna, que hirió por herir, fue la justa retribución por los actos malvados de los judíos y paganos del primer siglo.

10. Romanos 1:18 dice “Porque manifiesta es la ira de Dios desde el cielo”. Castigos ejemplares tales como el Diluvio y la destrucción de las ciudades de la llanura (Sodoma y Gomorra) con fuego del cielo, fueron una clara manifestación de la ira de Dios contra el reino pecador.

11. La ira de Dios fue la manifestación activa para destruir a todos sus enemigos. Pablo dice en Romanos 9:22 ya vislumbraba la ira de Dios, “¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción. Observa que antes de la ira estuvo la paciencia de Dios.

12. Dentro de la paciencia de Dios, hubo una renuencia a castigar a los pecadores, porque Dios estuvo desde la cruz hasta el año 70 d.C. esperando un cambio de vida de parte de ellos, ¿Para qué fue la paciencia de Dios? 2 Pedro 3:15 dice que “la paciencia de nuestro Señor es para salvación...”. Pero dentro del terreno de la paciencia de Dios, los pecadores no arrepentidos ya eran activos vasos de ira para destrucción.

13. Entonces, en el primer siglo quién adoró a la bestia de Nerón fue sentenciado a recibir la ira de Dios que fue el fluido del cáliz que vació el tercer ángel sobre los moradores del territorio de Judea. Ellos fueron los vasos de ira preparados para destrucción en el 70.

14. Dios soportó en su paciencia a estos vasos de ira hasta el año 70 d.C. Pero, ¿Qué sucedió en el día que actuó el Señor? Estaba profetizado en Malaquías 4:3 que vendría un día en que Dios iba a actuar y el V:5 llamó a esa día “el día ardiente de Jehová grande y terrible”, ahora, ¿Qué iba a pasar en ese día? El V:1 dice que todos (los vasos de ira) los soberbios y que hacen maldad serían como estopa metida dentro de un horno y cuando vino aquel día el fuego del juicio de Dios los abrazó y no les dejó ni raíz ni rama.

15.  La historia registra que en el año 70 Jerusalén fue incendiada hasta los cimientos y murieron más de un millón y medio de sus habitantes. En ese día fue vaciado el cáliz de la ira de Dios sobre ella. Ese fue el día preparado para la destrucción de esos vasos de ira.

16. Pero antes de ese día ardiente, grande y terrible, apareció Juan el Bautista como el Elías que vino y le dijo a los fariseos y saduceos en Mateo 3:7 ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Si ellos se arrepentían serían bautizados en el día de Pentecostés en Espíritu (en el año 33 ½) pero si no se arrepentían serían bautizados en fuego (en el año 70 d.C.) cuando vino el día ardiente, grande y terrible de Jehová, donde en Jerusalén y el territorio de Judea fue vaciado puro el cáliz de la ira de Dios, donde todos los soberbios judíos bebieron del vino de su ira, y fueron atormentados con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero.

17. Todo adorador de la bestia (Nerón) fue atormentado con fuego y azufre, es decir, que en Jerusalén en el año 70 hubo un juicio similar al que tuvo lugar en la destrucción de Sodoma y Gomorra (Génesis 19:28)(Lucas 17:20-30).

18. El derramamiento de la ira de Dios salida del cáliz produjo una destrucción tan grande, que Juan en Apocalipsis 14:11 dice que “El humo de su tormento” subió por los siglos de los siglos, y los dejó sin reposo de día ni de noche a ¿Quiénes? A los que adoraron a la bestia y a su imagen y a su marca.

19. Recuerda que cuando un decreto sale de la boca de Dios y entra en tiempo y espacio, debe quedarse en la tierra cumpliendo su misión, (porque no puede regresar a Dios vacío), y una vez que dicha misión, palabra, persona, mensaje o juicio cumple su objetivo, debe regresar a Dios y ahí se queda registrado por los siglos de los siglos como un hecho cumplido.

20. Fíjate, que Juan está hablando metafóricamente de un “humo de tormento”, porque está describiendo la fuerza del juicio de la ira de Dios. Literalmente no existe un humo subiendo por los siglos de los siglos, pero en el archivo superior de Dios quedó satisfecha su justicia retributiva sobre los soberbios y malos por medio de esa metáfora.

21. Concluimos: Que cuando Juan ve volar en medio del cielo a tres ángeles uno siguiendo al otro, es porque ese vuelo tuvo un sólo propósito, y fue el que los moradores de Judea temieran a Dios, pues, la hora de su juicio ya estaba en camino y estaba advertido.

22. Pero el juicio los alcanzó porque estos vasos de ira para en lugar de adorar al Cordero, se inclinaron ante la bestia del primer siglo y todos sin excepción recibieron el fluido caliente de la ira de Dios que salió en el año 70 d.C. del cáliz de Dios y los destruyó.

 

 

 

 

 

Página de Reynaldo Estrada
 
Escatología 70...
El misterio de Dios consumado
Reynaldo Estrada...
Instructor de Escatología Realizada
Correo: m12r26@gmail.com
http://vinculoperfecto.ning.com/
Otros estudios: http://preterismototal.blogcindario.com/usuarios/5813078-universidadupc.html
Publicidad
 
 
Hoy habia 10 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=